Proin gravida nibh vel velit auctor aliquet. Aenean sollic itudin, lorem quis bibendum auctornisi elit consequat ipsum, nec nibh id elit. Lorem ipsum dolor.

Latest Posts
Top
Image Alt

Visit Itapúa

La huella de los Jesuítas del Paraguay en Mapping 3D

En la Misión Jesuítica Guaraní de Jesús de Tavarangué tuvo lugar la proyección inaugural de un video mapping nocturno en 3D que recrea la labor evangelizadora realizada por la Compañía de Jesús en nuestro país.

Este atractivo turístico pretende atraer al turismo cultural, ofreciendo un espectáculo de vivencia audiovisual nocturno de este sitio arqueológico, declarado Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). De esta manera, además de ofrecer una aproximación distinta al sitio por parte del turista, se promoverá que el mismo pernocte en la ciudad, lo que ayudará a incrementar el crecimiento económico de los pobladores. El Video Mapping fue auspiciado por la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) en cooperación con la Unesco.

Utilizando momentos construidos por las imágenes y la música que consta de nueve cuadros o escenas, la proyección audiovisual narra la “Aventura Jesuita Universal” y luego su localización en “Paraquaria” y en Jesús.

El primer cuadro celebra la selva neotropical, los ríos y las lluvias que alimentan la “Tierra sin mal”. En ese contexto previo a la llegada de los colonizadores y los jesuitas, surgen las miradas atentas e inquietantes de los guaraníes sobre nuestros espectadores contemporáneos.

El segundo es una recopilación de dibujos “esgrafiados” sobre las tejas y ladrillos de las misiones en los siglos XVII y XVIII, realizada por Olga Blinder y recogida en el libro “Memoria Visual Indígena”, sirve como eje de este capítulo del Mapping.

En la tercera escena los dibujos son arrasados por una bola de fuego y metal que metaforiza la sangrienta conquista de América y el costo que tuvo para sus habitantes originarios. En los claroscuros que va dejando la “antorcha” sobre la fachada, vemos pequeños fogonazos de imágenes de los trabajos sobre la “Leyenda Negra”: las formas de exterminio, tortura y expoliación de los indígenas por parte de los conquistadores europeos.

En el cuarto capítulo se cuenta la fundación de la Compañía de Jesús y la educación como misión evangelizadora liberadora y humana, el “internacionalismo misionero” como lo llama el Padre Furlong.

En la quinta parte vemos el “Árbol Jesuita” que se ha extendido por todo el mundo. A continuación, los principales hechos de su arribo a Sudamérica y su definitiva instalación en lo que se convertirá en la provincia de “Paraquaria”, la agrupación geopolítica de todas las misiones de la zona. Aquí el contador numérico va definiendo claramente los momentos del llamado “ciclo jesuítico” y definiendo las épocas de Barro, Madera y Piedra, en el que se suceden los hechos históricos desde el año 1540. Fundaciones, migraciones, mártires y batallas hasta el mapa que representa las 30 misiones que a partir de 1700 durarán hasta la expulsión. El contador se detiene en el año 1767.

En el sexto cuadro se muestra como era un día en las Misiones desde el amanecer hasta el anochecer, utilizando los dibujos y grabados originales de Florián Paucke: la misa, los cantos, la fabricación de instrumentos, la recolección de miel, la pesca, los casamientos, bautismos y entierros, la recolección del maíz en granos, los bailes y las fiestas.

Se ilustran, en la séptima parte, los dos hitos de la “caída” de la orden: la Pragmática Sanción de Carlos III de España en 1767 que promovía la expulsión y el arresto de los jesuitas y el golpe de gracia del Papa Clemente XIV al suprimir la Compañía de Jesús en 1773. Esto se ilustra a través de grabados y dibujos de propaganda europea anti-jesuita.

Un cuadro dedicado al papel ordenador de los Jesuitas y a su “historia natural” se representa en el capítulo ocho. Es un gran libro donde vemos “El tesoro de la lengua guaraní” de Ruiz Díaz de Montoya y otras páginas que muestran estudios Jesuitas de las plantas, la botánica médica, la astronomía y la cartografía, es decir la “historia natural” y luego la transcripción musical y la arquitectura concreta de la iglesia de Tavarangue (1757).

Finalmente, la pieza concluye con la cita de algunos fragmentos de un memorial en defensa de los Jesuitas enviado al Gobernador de Buenos Aires por el Cabildo y los Caciques de la Misión de San Luis.

Post a Comment

You don't have permission to register